7 errores comunes del marketing digital

7 errores comunes del marketing digital a evitar en el 2021

El marketing digital no deja de evolucionar: desde su aparición junto con las primeras computadoras de escritorio hasta su liderazgo en el actual mercado, es una herramienta imprescindible para cualquier empresa.

No es una exageración afirmar que sin una estrategia de marketing digital, tenemos un fracaso casi asegurado. Todas las empresas en mayor o menor medida trabajan a partir de los beneficios que les proporciona, pero muchas veces caen en errores que pueden hundir su proyecto.

Durante el 2021 el marketing seguirá influenciándonos a pasos agigantados, afirmando el salto que obtuvo a partir de la cuarentena por coronavirus del 2020 que nos obligó a convivir cada vez más dentro de entornos digitales.

Veamos cuáles son las falencias que toda empresa tiene que dejar atrás dentro del marketing digital para aprovechar sus mejoras en este 2021.

1-No definir adecuadamente a nuestro público

Parece un error básico, pero es mucho más común de lo que se cree. Pero, en definitiva ¿Qué tanto afecta esto a nuestra estrategia de marketing? Dejemos que los números hablen.

En la actualidad casi la totalidad de las empresas tienen dentro de su nómina o bien, emplean recursos, en reconocer quiénes son sus compradores. La totalidad no es un dato menor: el 90% reconoce realizar alguna acción para definir a sus seguidores.

El por qué de estos esfuerzos se justifica en que la mayoría de los ingresos de una empresa está dada por un grupo específico. Encontrarlo es dar con la fuente de ganancias.

Otro error asociado es creer que ampliar su red es una forma de expandir el mercado y llegar a más clientes. En líneas generales esto se traduce en descuidar a los verdaderos clientes por targets mucho más volubles. Además, esta estrategia impide desarrollar una comprensión profunda de los intereses de quienes verdaderamente nutren los ingresos de la empresa.

Conocer a sus clientes es la base de toda estrategia sólida de marketing digital, así que defina su mercado y conozca a las personas a las que está vendiendo.

2-Trabajo débil de SEO

El SEO –Search Engine Optimization- es una disciplina bien definida y que se ha ganado un lugar de peso dentro del marketing digital. Esto se debe a sus muchas facetas dentro de una estrategia de mercado:

  • Logra estructurar y mejorar la posición de un sitio web dentro de los resultados de búsqueda.
  • Mejora el tráfico de audiencia real a nuestro sitio.
  • Contribuye con la definición del contenido clave y la captación de nuevos clientes.
  • Mejora el rendimiento del sitio, lo que se traduce en usuarios más contentos y fieles.

Sus ventajas no son pocas, pero requiere de los esfuerzos de profesionales en la material para hacer del SEO un verdadero arte.

Muchas empresas, ya sea por desconocimiento o subestimación, menosprecian los esfuerzos y el trabajo que se realiza desde el SEO, lo que es igual a perder una oportunidad única de mejora de la visibilidad de nuestro sitio.

Internet es un shopping, el SEO es el encargado de que nuestra vidriera sea la más vista.

3-Realizar una campaña e invertir, sin una estrategia

Si bien a estas alturas esto pareciera ser una discusión saldada, existen compañías que aún hoy llevan a cabo estrategias de marketing sin el respaldo de una real investigación de mercado. Esto quiere decir sólo una cosa: lo único seguro es la pérdida de los recursos.

La falta de estructura es uno de los errores de marketing digital que cometen muchas empresas que comienzan a dar sus primeros pasos. Como resultado, sus esfuerzos son incoherentes, difíciles de administrar, medir y escalar.

Para evitar que la inversión de pierda, es necesario implementar una estrategia que contenga:

  • Metas posibles.
  • Las herramientas y canales que permitirán lograrlas.
  • Hacer un seguimiento de los progresos y ajustar lo que sea necesario.

Definir una estrategia permite obtener datos para conocer el desempeño interno de la empresa y de las acciones de los clientes. Si no definimos una estrategia, nunca tendremos nada que mejorar.

4-Gastar desmedidamente en avisos publicitarios

Mientras más, mejor; no es necesariamente una frase que encaje dentro del marketing digital. Es más, en la mayoría de las ocasiones esto significa empeorar las consecuencias de elegir un mal camino. Gastar por demás en avisos es una de ellas.

Para entender la gravedad de este asunto, basta con conocer que sólo el 25% del dinero que se gasta en avisos publicitarios llegan al público adecuado.

Existen diversas plataformas populares que posibilitan anuncios como Facebook, LinkedIn y Google Ads que logran resultados exitosos pero también pueden ser muy costosas si se las utiliza indebidamente.

Antes de pagar un anuncio en cualquier de estas plataformas, asegúrese lo siguiente:

  • Investigue a su público y segméntelo. Es importante reconocer su edad, ubicación, intereses y, por qué no, niveles de ingresos.
  • Pruebe los anuncios. Si tiene más de una opción, no invierta todo en uno solo. Estime un periodo de desempeño, mida la performance de cada uno y luego invierta en el que mejores resultados le haya dado.
  • Defina un presupuesto para anuncios y ajústelo según los costos por clic y el rendimiento. Es imprescindible realizar un seguimiento de las mismas para estar al tanto y mejorarlas a medida que se ejecutan.

5-Esperar resultados de la noche a la mañana

La ansiedad es la mayor enemiga de cualquier campaña de marketing digital: nos conduce a errores evitables por el sólo hecho de intentar apurar los resultados. Tenemos que entender que cualquier estrategia tiene un tiempo de maduración, con lo cual se deben respetar los procesos necesarios.

El ajetreo diario y la búsqueda de resultados conduce a que muchas veces las empresas no proporcionen los recursos o bien los tiempos de investigación y desarrollo que requiere una estrategia de marketing. Estamos frente a un fracaso asegurado.

Para conocer cuáles son los plazos que se requiere sobre las diversas plataformas, hay que tener sobre la mesa los siguientes números:

  • Las campañas publicitarias de Facebook necesitan aproximadamente una semana para mostrar estadísticas concluyentes que apuntan a su tasa de éxito.
  • El resultado de las nuevas prácticas de SEO generalmente se muestra después de dos meses o más.
  • Las campañas se dirigen a personas, por lo cual es necesario un plazo de investigación de mercado.

Que no nos engañe el rápido desarrollo y acceso del marketing digital, cada trabajo requiere del tiempo de maduración para alcanzar los objetivos propuestos. No se trata de un atajo, sino de un camino consciente y definido.

6-No trabajar en base a contenido de calidad

Se dice que el contenido es el rey y, si bien hay mucho de cierto en esta frase, el verdadero reinado lo tiene el usuario: si nuestra propuesta de contenido lo aburre o le resulta inútil, se irá de nuestro sitio sin más. Lograr un contenido de calidad requiere de un esfuerzo de seguimiento del desempeño e interacción que gana en relación con los usuarios.

Existen muchos mitos que se arrastran desde hace mucho tiempo, y uno de ellos es que la cantidad está por sobre la calidad. Incluir porciones de textos extensas y, muchas veces, ilegibles, no sólo ahuyenta a nuestra potencial audiencia sino que (y cada vez más) nos margina de posición en los resultados de búsqueda de los navegadores.

Es por ello que existen cada vez más disciplinas dentro del marketing digital que trabajan sobre esta problemática:

  • Diseño UX: trabajo sobre la interfaz de los sitios para proporcionar una experiencia satisfactoria a los usuarios. Esto no sólo quiere decir un diseño agradable sino funcional, teniendo en cuenta la distribución del material y la accesibilidad de los usuarios.
  • Escritura UX: De la mano con el diseño va el contenido. Esta disciplina de escritura se encarga de elaborar textos en tamaño, tono, voz y extensión que capten la atención de los usuarios y resuelvan la motivación de los mismos.
  • SEO: Como mencionamos, esta disciplina se encarga de mejorar nuestro posicionamiento en los resultados de búsqueda. Dentro de una estrategia de contenido, el SEO enfoca el tipo de contenido y las palabras claves que son necesarias para mejorar nuestro sitio.
  • Experto en Data: No hay avances sin métricas. Esto significa que medir el desempeño de nuestro contenido es una victoria asegurada. Los expertos en data detectan las mejoras, apuntalan los errores y nos ayudan a mejorar nuestra estrategia integral de contenido.

7-No trabajar con el equipo adecuado

Es cierto que los entornos digitales están al alcance de un número cada vez mayor de personas, pero esto no quiere decir que una buena estrategia de marketing digital esté a un clic de distancia.

Como vimos en el anterior punto, son cada vez más las disciplinas que engrosan la ya voluminosa lista de profesionales dentro del marketing digital. Trabajar con quienes conocen de la materia es no avanzar a ciegas y nutrirse de la trayectoria y experiencia de los mismos.

Si dentro de la empresa no cuenta con un grupo definido de marketing, es momento de aplicar por una agencia de marketing digital que resuelva sus problemas de comunicación externa. Pero a no desesperar, en ¿Qué tienen en común las mejores agencias de marketing digital? Le contamos todo lo que tiene que saber para elegir la más conveniente.

¿Convencido? Es hora de que dé el próximo paso.