Guía precisa para mejorar tu empresa

Guía de preguntas para desarrollar y mejorar tu empresa

Es común a la hora de querer dar un salto de calidad en nuestra empresa y hacer avanzar la aguja, que establezcamos objetivos y nos lancemos directamente a la acción. Sin embargo y aunque el entusiasmo nos empuje, esto no es prudente sin antes reflexionar sobre el periodo anterior. En las siguientes líneas, voy a desarrollar a qué me refiero.

Para avanzar con confianza y a paso seguro es importa lograr un análisis crítico de la evolución de nuestro trabajo para comprender el lugar en el que estamos. Sea cual sea nuestra posición actual es el resultado de las elecciones que tomamos, con sus aciertos y sus errores. Es imprescindible una guía de preguntas para reflexionar de manera clara y asegurarnos de que comenzamos el próximo año en la dirección correcta.

Cada pregunta que nos hagamos tiene como objetivo indagar en el desarrollo de la empresa y es importante que puedas profundizarlas, por lo que lo mejor es que te tomes tu tiempo (debería de llevarte entre 30 y 60 minutos como mínimo) y sacar varias ideas de cada punto.

La variedad en el cuestionario mejorará el enfoque final, y dentro de la lista debemos incluir interrogantes sobre el desempeño con datos duros y otros referentes a los valores y a cómo vemos nuestra empresa. La siguiente propuesta aunque breve, son disparadores interesantes a tener en cuenta:

  • ¿Cuáles son los logros de la empresa?
  • ¿Qué retos considera que tiene la organización?
  • ¿Con qué compañías compite ésta en el mercado?
  • ¿Cuántos de los objetivos planteados se completaron?
  • ¿Qué tipo de objetivos nos trazamos?
Los invito a continuar leyendo y adentrarnos en una guía completa para mejorar nuestro rendimiento empresarial y, como siempre, ¡Cualquier cosa que podamos ayudarte estamos a tu entera disposición!

Cuadro de control anual

La estrategia mejor lograda es aquella que se para firme sobre bases sólidas. En este sentido, una de las claves es la información clara y fidedigna con la que contemos. No sirve reflejar aproximaciones ni números optimistas, acá sólo vale ser sinceros. Para ello, el cuadro de control anual una vez completo, te permite un pantallazo a simple vista sobre los puntos que listamos. Para completarlo, refleja con la mayor sinceridad posible en cada una de las líneas qué tan satisfecho estás con las áreas de la empresa en el año que paso. Te recomiendo tengas papel y lápiz a mano ya que van a surgir muchas ideas y pensamientos mientras que vas escribiendo los números en el cuadro. Esto te ayudará a realizar los propósitos del año nuevo de una forma mas dinámica y consciente.
Guía sencilla de rendimiento anual de tu empresa.

Mirando el “big picture”

La gran imagen es aquella que sintetiza y a la vez refleja los mayores logros y faltas que se sucedieron en el año que pasó. Esta técnica nos permite detectar para comprender los puntos neurálgicos de nuestras decisiones y delinear la manera en la que percibimos nuestros esfuerzos.

La propuesta es respondernos, de manera sincera, el siguiente cuestionario:
  1. Describí el año que paso en 3 líneas
  2. Mas allá de lo que paso el año pasado, era lo que esperabas para el negocio?
  3. Comparado con el año anterior:
    1. ¿Te sentís más rico o más pobre?
    2. ¿Más estresado o menos estresado?
    3. ¿Más feliz o mas triste?
    4. ¿Más saludable o menos saludable?
  4. ¿Cómo pasaste tu cumpleaños? ¿Y tu fin de año?
  5. ¿Qué actividades no pudiste realizar por “falta de tiempo”?
  6. ¿Cuál fue la mejor decisión que tomaste? ¿Y la peor?

Los puntos altos

Para no enfrascarnos en mirar un sólo periodo, esta técnica nos permite hacer una comparativa con años anteriores para poner en perspectiva todo lo que hemos desglozado en cada punto.

Comparado con el año anterior:

  1. ¿En qué áreas fuiste exitoso?
  2. Logra de 3 a 5 logros
  3. ¿Qué nuevas habilidades aprendiste?
  4. ¿Cuál fue tu mejor momento?
  5. ¿Cuál fue el momento de mayor stress?

Con estos puntos que desarrollaste es más fácil armar un manual de actividades para este año que comienza. Todo parte por una hoja de ruta que sintetiza las metas y hace que sea mucho mas sencillo llegar a destino; recordá que una meta sin estrategia es solo un deseo.

¡Gracias por tu tiempo!